Block de hojas amarillas: Cantos de viajero, nostalgias en fuga

23 julio, 2007

Cantos de viajero, nostalgias en fuga


Cantos de viajero, nostalgias en fuga

Gabriel Trujillo Muñoz

La poesía siempre vuelve a uno. Es una portadora de imágenes relampagueantes y tertulias donde se dan cita los amigos que no se han visto en años. Eso me sucede ahora, mientras hojeo los Cantos de Sarafán (Práctica Mortal, Conaculta, 2005) de Jorge Ruiz Dueñas, un poeta bajacaliforniano, nacido en 1946, que como muchos otros escritores de nuestra entidad, salió de viaje por las rutas del mundo y sólo ocasionalmente ha vuelto a casa. Hoy veo que son las palabras del poeta las que han puesto su ojos en la épica del retorno sin apartarse de las islas griegas y los paisajes de Levante, de los mares repletos de nostalgias que dan hospedaje a la voz de nuestra tribu.

En estos versos, lo que sobresale es la mirada fervorosa por captar la claridad de la naturaleza, el pálpito de la vida, las galas del mundo que son a la vez dolor y salvación, desolladero y dulzura, cadáver y resurrección. En la poesía última de Jorge Ruiz Dueñas hay una especie de beatitud en combustión constante, un “corazón flamígero” que anuda lo incierto y lo misterioso, los azahares y el azar de toparse con las evidencias del milagro. La madurez creativa aparece con un tono de mesura agreste y ancestral sabiduría que sabe que el presente es una estación de paso hacia los jardines de la memoria, un camino sinuoso donde el recuerdo salta de rama en rama, como un pájaro inquieto en el clamor de la mañana, o como el aroma de las especies en cada cuarto, o como la música de la plaza que trae de regreso los fantasmas de un tiempo que sólo la poesía puede retener sin mancillarlo, sin traicionarlo en su esencia:

Dónde los suntuosos panes

celebraron tu premura

y con las fibras cordiales

alabaste su masa nutricia

Para quién desenvainaste tu espada de Madera

y desplazaste los aros

la gendarmería de pájaros

el tizne de la noche estallada por bengalas

Por qué aún huele a canela

a clavo y a pimienta

a café molido

en la víspera de los quinqués

mientras el horno mantiene su infierno

y la tahona alivia la purificación de las pastas

Qué embeleso colmó entonces tu existencia

La trayectoria poética de Ruiz Dueñas, aunque ha prestado homenaje al desierto y a los mares californios, ha estado más apegada a la saga salitrosa de los marineros nihilistas a la Lord Jim de Joseph Conrad y a la travesía infernal de Maqroll el Gaviero de Álvaro Mutis: un himno a la catástrofe perenne que es la condición humana con su cauda de violencias y desamores. Sólo la naturaleza, como un dios dormido fuera de la historia, parece concitar un estado de gracia para nuestro poeta, pero en el resto de su obra, el mar es la propicia melancolía, la marea que golpea contra las rocas. Su poesía parece escrita por un hombre que hace la crónica de la locura divina sabiendo que no recibirá más pago que la muerte: “porque el tiempo de la cosecha es breve”, porque el poema es el cuerpo de la ofrenda.

En cierta forma, Cantos de Sarafán no es el testimonio de un mar distante. Para Jorge Ruiz Dueñas lo que contiene este poemario es un diario de fatigas entre las dunas del otoño de su vida. Un recuento de viajes y peregrinaciones en el vasto océano de la tinta. Lo que su corazón de poeta le aconseja en susurros: recuperan su infancia, los instantes soberanos de su tránsito por el mundo, la potestad del cuerpo que no acepta fáciles rendiciones. La poesía como instrumento de orientación, como brújula para guiarnos por las rutas de la crueldad y el escarnio hacia “el canto perenne del aire”, hacia el archipiélago del lenguaje, porque:

No hay más Tierra por descubir

Ni especies irritadas

Solo la melancolía de las bestias originales

El fuego de los solsticios

Y los versículos verdaderos.

Esos versículos que hacen de la poesía de Jorge Ruiz Dueñas un conjuro verbal que concilia las fuerzas naturales a su alrededor, que equilibra el mundo con su voz de profeta, con su voluntad de vuelo. Porque sólo la poesía es garantía “de carne devorada”, de “frutos virginales”, de vida por vivir en la autenticidad de la memoria, en el resplandor efímero del deseo. Faro que ilumina la costa y previene del naufragio a sus lectores.

Etiquetas: ,

10 Comentarios:

Blogger Lazarillo en América dice...

Y sí..... la poesía siempre vuelve a uno y miren que yo creía que no me gustaba... hasta que me encontré con José Hierro. Saludos!

octubre 17, 2007 10:42 p. m.  
Blogger Akeru dice...

La poesia es para el alma lo que la sangre para el vampiro...

Felices mordiscos

noviembre 13, 2007 10:13 a. m.  
Blogger Pablo Giordano dice...

Gabriel, es un placer para mí compartir la antología "Grageas" con vos. Un abrazo argentino.

diciembre 08, 2007 3:51 p. m.  
Blogger IndeLeble _ Ali dice...

Bueno pase por acá pero veo que hace un tiempo que no escribes , te dejo también otro beso argentino, muy cálido!
O tal vez entre por otra puerta ¿No lo se muy bien , pero a sido un gusto enorme!

febrero 23, 2008 4:52 p. m.  
Blogger Cesar dice...

saludos gabriel,por este medio quisiera felicitarte y saludarte a la vez que quisiera saber como consigo una antología tuya de cuentos de ciencia ficción, si mal no recuerdo el libro se llama "el futuro en llamas" y he estado buscando desde hace como cinco años y la editorial vid que fue la que lo publico ann el 97 no me ha respondido y este libro que tuve a bien tener en mis manos y leerlo, en una mudanza se extravío y quiero regalarle un ejemplar a mi hija pero no he podido conseguirlo...por este medio quisiera saber si usted me puede ayudar, se lo agradeceria enormemente atte. sr. César Vázquez Falcón. mail....qwqueso@hotmail.com o qwqueso@yahoo.com.mx

marzo 15, 2008 2:28 p. m.  
Blogger mi despertar dice...

Soy argentina y pasé Ando dando vueltas en el barrio. me ha gustado tu estilo
Abrazos

marzo 21, 2008 9:22 a. m.  
Blogger Verbo... dice...

He viajado con tus letras y en tu texto, gracias ♥

M.

julio 27, 2008 11:00 p. m.  
Blogger Genny Garcia dice...

Lei un articulo en el blog "Eres lo que escribes, eres como escribes". Fabuloso, queriendo hacer un pequeño aporte, me uni a la campaña. Un saludo y mi gusto por su blog. Genny

enero 15, 2009 7:45 a. m.  
Blogger RAYOVELOZ79 dice...

Saludos desde San José, Costa Rica!

No pude evitar devolverme en el tiempo y regresar a mis años universitarios en la Universidad de Costa Rica, en la carrera de Lengua Inglesa.

Extrañaba leer textos donde cada palabra expresa algo más que lo que dice a primera vista, textos artesanal y artísticamente entrelazados, textos de prosa fresca y sugerente.

También a mí me encantó el artículo "Eres lo que escribes, eres como escribes". La gente que me rodea siempre me ha visto como un ser excéntrico e intolerante de las malas ortografías (ja, ja, ja, no puedo evitarlo, me exaspera!), pero me satisface saber que no soy el único y la campaña me parece válida y rescatable.

Nuevamente saludos y gracias por los aportes!

Rodrigo
www.motodesdecero.blogspot.com

julio 07, 2009 12:45 a. m.  
Blogger Poetiza dice...

Paso a leer y saludar. Bello blog.

julio 10, 2011 11:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home